"A campo abierto"

Desnuda la tierra, Suelta un profundo suspiro levantando una polvareda marrón.

En su sabiduría la naturaleza anuncia un ciclo nuevo, el barbecho, Es momento de dejar al suelo reposar después de tanto cultivo, renovándose así la tierra antes de otro tiempo de cosecha.

Me desplazo sobre la superficie dejando fluir con el viento mis pensamientos, Éste se asoma desde el infinito horizonte. Siento al frio traspasarme y me detengo, Contemplo a mí alrededor y antes mis ojos se revela un sabio mensaje de la creación.

Es el tiempo de reposar. La fuerte briza hamaca las telas que se mueven en libertad, abrazan con amabilidad este momento de CALMA o este Encuentro.

En este ciclo decidimos tomar el chaleco como la prenda que se fusiona con otras tipologías.

"Buena Tierra"

Como marca nos proponemos respetar.

Respetar el saber hacer local, respetar los materiales, respetar al ser humano.

Trabajamos con materiales de una cooperativa textil de algodón, llamada inimbo de nuestra provincia chaco, con hilados de tipoiti de la provincia de corrientes.

Proponemos el despojo, el ir más livianos, romper con ciclo de consumo, mediante la creación de productos de larga duración. Presentando productos que trascienden las temporadas y las tendencias.

Planteamos dejar de lado el individualismo, para vivir una vida más humana.

Mujeres y varones unidos en un mismo ser, el ser humanos. ofrecemos prendas oversize respetando todo tipo de cuerpo, sin distinguir entre ellos.

"Sol de Diciembre"

La calma asoma junto al sol!
Debajo del sol, la tierra descansa y sobre ella se dibujan duras sombras de figuras que develan siluetas de plantas ya vacías. Del suelo alzamos la vista hacia el horizonte, que se divide por una línea desolada de polvareda marrón. Ha pasado el tiempo de cosecha y reina el silencio, inaugurando un momento de quietud necesario para la renovación.

Esta colección está teñida de esta tranquilidad, reflejándose en cada prenda la serenidad y la placidez. Se respetan la caída natural de los textiles, formas lánguidas con transparencias, livianos, de estructuras simples con una paleta de colores donde predomina el blanco y el nude, combinados con gris, celeste y azul. Se utilizaron linos, algodones -con el aporte de la cooperativa Inimbo de Chaco y los hilados Tipoiti-, y cuero en forma de texturas.

En “Sol de Diciembre” las prendas se transforman en compañeras de este momento de paz y nos invitan a descansar.

"Tiempos de cosecha"

Es tiempo, decidió el sol. La lluvia ha pasado, el momento del regalo glorioso de nuestra tierra ha llegado.

Los pájaros revolotean encandilados por la elegancia de los capullos maduros que se elevan imitando a las nubes. Dureza en su quebrajada corteza y suavidad celestial en sus fibras. Se destacan majestuosamente los blancos algodonales y el surco de la tierra deja entreverse mostrando su marrón... Es tiempo de cosecha. La colección abraza el final de este ciclo de la naturaleza.

Cada prenda guarda entre sus tejidos el calor del algodón. Tejidos planos y de punto con amplias formas individuales que se unen logrando ser parte del todo, con raíces en tipologías de nuestra tierra como el poncho y el chiripa. Los textiles que se usaron son de algodón puro, producidos en tierra chaqueña por la cooperativa Inimbo junto a los hilados de la Hilandería Tipoiti.

"Aroma a tierra mojada"

Nada es permanente, salvo la ley misma del cambio. Este inevitable proceso contiene la naturaleza de la muerte y el poder del renacimiento. Esta colección está inspirada en la transición de la naturaleza. La tierra, vieja testigo de nuestras andanzas, matriz divina, muestra en sus grietas el desgaste del tiempo, el paso de cada época y en ella, la sed de renuevo. Para que la tierra florezca, en verde vida, el cielo ha de otorga su sangre, la lluvia.

"Harapos de una tierra sin savia"

La naturaleza está llena de asimetrías, nada es imperecedero en ella, nada en la naturaleza esta completo o acabado, pues la idea de completitud es tan solo una abstracción creada por la mente del hombre. "Harapos..." hace referencia a la morfología de la tierra quebrada, indagando en temas de la región de la que Gryb es oriunda y tomando nuevamente la belleza de lo imperfecto: las grietas de la tierra por causa de las sequías, la marca del sol en la tierra y en la piel de los que trabajan en ella.